ALFABETIZACIÓN DIGITAL REDEM

Share This Post

Aprendizaje Híbrido Flexible en el Entorno de la Educación Superior

Aprendizaje Híbrido Flexible en el Entorno de la Educación Superior

La eduación superior  se caracteriza por estar en un cambio permanente en cuanto al proceso de enseñanza apredizaje,  en la que se dinamizan los medios técnicos y tecnológicos por los cuales el estudiante se apropia del conocimiento. Es así que con la incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) al interior de las aulas, los paradigmas en cuanto a la forma y transmisión del conocimiento ha cambiado en las dos últimas décadas, y promenten seguir evolucionando hacia la omnipresencia y ubicuidad.

     A los modelos tecnológicos afianzados en la eduación, se le suman las tecnologías emergentes (Hernández et al., 2012), que permiten la creación de diversidad de innovaciones  encaminadas a mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Bajo este esquema, muchas universidades están adaptando sus curriculos y modalidades de enseñanza hacia el modelo del aprendizaje  híbrido flexible; el cual combina la dinámica de la enseñanza presencial con el E-learning, M-learningy B-leaning, entre otras metodologías, bien de manera individual o de forma combinada.

Fig. 1.La imagen que se observa, es un ejemplo de aprendizaje hibrido flexible (B-Learning), donde el estudiante itereactua a través de una plataforma de tipo LMS, en la que resuelven una evaluación de matemáticas I. Fuente de la imagen y autorizado por el profesor Santander Rodriguez Galezzo.

En la actualidad, existen otras modalidades de enseñanza unas no tan conocidas o comerciales “por ahora”, donde muchas de ellas son complemento de las ya implementadas a  nivel académico, estas son: Cloud-Learning(Marti, 2012), Personalizable-Learning(Rodriguez, 2012; Marcelo, 2012), Transformative-Learning  (Jimenez & Soto, 2013), Learning Analytics(Elias, 2011; Sclater et al., 2016), Learning by doing(Alanah, Stacie & Harris, 2017), Social-Learning(relacionado con un nuevo tipo de ambiente virtual de aprendizaje o AVA, que emplea las redes sociales como herramienta de aprendizaje), Learning sciences, aprendizaje ubicuo, educación expandida, aprendizaje abierto (relacionado con la educación abierta),  pedagogía radical, pedagogía de pares (peeragogy), educación disruptiva, aprendizaje rizomático, aprendizaje profundo o deep learning (Buduma, 2017), design thinking, entre otros. Estas modalidades de enseñanza se han venido posicionando  en la eduación en sus diferentes niveles y modalidades, demostrando su valía aprovechando plataformas tecnológicas como Internet al igual que los sistemas de comunicación móvil.

     Un elemento fundametal del aprendizaje híbrido es la infraestructura donde los contenidos, evaluación, seguimiento e interacción son gestionados y/o administrados por el  profesor para y por el estudiante. En este tipo de escenario aparece el sistema de gestión de aprendizaje (LMS) que va muy de la mano con el Sistema de Gestión de Contenidos (CMS); el cual actua como la base o soporte informático para que el LMS funcione como se espera. Con el paso del tiempo el LMS ha venido estructurandose y cambiando conforme las TIC evolucionan y las necesidades educativas tambien, aunque no a su ritmo, en la que se han integrado nuevas funcionalidades y modaliades, tales como los Sistemas de Gestión del Rendimiento (SGR) y los Sistemas de Gestión de Rendimiento y Aprendizaje SGRA). Cabe mencionar que una variante del CMS, es el Sistema de gestión de contenido de aprendizaje LCMS (Learning Content Management System), el cual permite a diferencia del CMS crear contenidos propios por parte del docente, haciéndolo participe dinámico del proceso de enseñanza.

     Para el caso del CMS, este va acompañado del Sistema de Gestión de Aprendizaje (SGA); el cual es un software que se instala en el o los servidores web, sobre los cuales se gestiona y/o administra la información y los recursos relacionados con las actividades propias del aprendizaje virtual, y por ende, de los usuarios que están registrados en la misma. La particularidad de este sistema, es que permite realizar una trazabilidad al estudiante acerca de su aprendizaje, bien en cuanto al uso del sistema mediante la interacción con la misma a través de las diversas herramientas TIC habilitas y/o instaladas, tales como: wikis, foros de discusión y videoconferencias, a lo que se suma la información que el docente sube al sistema, como PDFs, documentos en formato Office, presentaciones bien directamente sobre el sistema o direccionando hacia una determinada URL, links para consultas y descargas de información extra-plataforma, como repositorios en la nube, consulta de videos vía YouTube  o equivalentes, entre otros. Como complemento a lo anterior, el sistema permite realizar evaluaciones periódicas que programe el profesor, realizar talleres de manera síncrona o asíncrona, cuestionarios e incluso realizar streaming (Amorós, 2016), entre otros.

     De los niveles de educación que le han sacado mayor partido al aprendizaje híbrido son las instituciones universitarias; las cuales han venido explorando nuevos nichos del mercado académico con excelentes resultados dentro y fuera  del aula de clase, creando modelos educativos flexibles y dinámicos adaptados a las necesidades de los estudiantes y de una sociedad tecnológicamente cambiante, donde las TIC, internet, las tecnologías emergentes y las comunicaciones móviles son sus aliadas, convirtiéndose en herramientas fundamentales en el proceso enseñanza-aprendizaje, sea este presencial, semipresencial, a distancia o virtual.

     La tendencia de la educación en términos generales es hacia la flexibilidad, pues la tecnología crea de manera permanente nuevas herramientas digitales que facilitan en cierta medida la trasmisión del conocimiento, ejemplos de ello tenemos: las MOOC, (Massive Open Online Course), la inteligencia artificial, el aprendizaje móvil, los entornos de aprendizaje digital de próxima generación (NGDLE), la realidad aumentada, las tecnologías de aprendizaje adaptativo, el internet de las cosas (IoT) y las interfaces naturales de usuario. Estas herramientas presentan diferentes tiempos de desarrollo e implementación en el entorno educativo, donde algunas de ellas ya han establecido un nicho en el mercado de la educación en sus diferentes niveles y modalidades.

     Cabe mencionar, que las MOOC por ser fruto de las tecnologías emergentes, ha venido evolucionado y es una de las herramientas más afianzadas y usadas en el entorno de la educación superior, como es el caso de los formatos tipo SPOC (Small Private Online Course), que son MOOC más ajustadas a necesidades específicas de la enseñanza, tales como cursos de nivelación o propedéuticos, por ende, no están disponibles para todo el público, se desarrollan conforme a las necesidades propias de una institución en particular. Están los COOC (Corporate Open Online Course), que son cursos diseñados por y para la propia organización, en específico para todos o un grupo de empleados, que puede extrapolarse a un grupo de estudiantes para tratar temas especializados. Existen otras variantes de las MOOC, no muy conocidas algunas de ellas, en la que se aplican para entornos educativos y/o corporativos muy particulares, tales como: el transferMOOC, madeMOOC, synchMOOC, asynchMOOC, adaptiveMOOC, groupMOOC, connectivistMOOC y los  miniMOOC.

    De igual manera, el aprendizaje flexible ha incorporado otro tipo de herramientas TIC ya consolidadas en el ambiente educativo, como otras que se catalogan dentro del contexto de las tecnologías emergentes, cuyo periodo de implementación fluctúa de pocos meses a varios años. Estas herramientas son: larealidad aumentada (Georealidad, inforealidad y jugabilidad), mundos virtuales (metaversos), aprendizaje mediante juegos (gamification), clase invertida (Flipped Classroom), interfaces gestuales, informática en la nube, entornos de aprendizaje personal (PLE) (Salinas, 2013) y video juegos, entre muchos otros.

    Con tantas herramientas que el maestro tiene a su haber, es importante saber si son suficientes para lidiar con problemáticas comunes a la educación en sus diferentes niveles y modalidades, como son el bajo rendimiento académico y la deserción estudiantil, que aunque vinculadas normalmente a los aspectos de la educación, existen relaciones con otras variables externas que influyen en ello, por ejemplo, las condiciones socioculturales del estudiante, los problemas económicos, familiares y laborales, entre otros. La respuesta frente a esto, no es concluyente, pero todo parece indicar que en cierta medida ayudan a mejorar el rendimiento académico del estudiante, y  por ende, la deserción va a verse reducida. Sobre este asunto, cabe mencionar un estudio sobre la pertinencia de la integración de las TIC en el ámbito educativo, específicamente, el rol que deben cumplir las instituciones de educación superior frente a la revolución tecnológica de la era digital. (Nakano et al., 2014) En este estudio se muestra la importancia del uso racional de las TIC, y del impacto que estas tienen en el cambio comportamental del educador y educando.

    Otro estudio más reciente, compuesto por más de 1000 estudiantes universitarios de Estados Unidos titulado “Encuesta de Tendencias de Estudio Digital” desarrollada por la  McGraw-Hill Education, donde Murillo A. (2017) afirma que una gran mayoría de los estudiantes universitarios piensan que la tecnología de aprendizaje digital beneficia su desempeño escolar y les ayuda a retener conceptos, en la que se muestran datos sobre qué tecnologías se ajustan más a sus necesidades. Por consiguiente, esta información se convierte en un referente para otras instituciones que encaminan sus esfuerzos en trabajar con las TIC y demás tecnologías emergentes en sus diferentes carreras universitarias, adaptando las herramientas digitales según necesidades propias de los estudiantes.

     Los retos que deben afrontar las instituciones de educación superior para estar a la par con las tecnologías emergentes y TIC son numerosas, en la que cambia el paradigma de la educación tradicional, pues aparte de ajustar sus currículos, también implica ajustar sus metodologías y pedagogías, lo que conduce a que el maestro cambie su rol de ser el centro del conocimiento, a ser un guía y tutor de la enseñanza, y el estudiante a ser parte activa y gestor de su aprendizaje. Citando las palabras de García, Reyes y Godínez (2017),  las instituciones de educación superior adquieren un papel relevante como los lugares donde se pueda hacer uso real y efectivo de las herramientas de la información y comunicación, y contar con la mejor y más actual tecnología de punta, para el desarrollo de capacidades y nuevas habilidades acordes a la incorporación tecnológica.

    Para finalizar, el aprendizaje hibrido flexible, marca un punto de quiebre entre la educación tradicional y la virtual, donde la tecnología marca la pauta en este sentido. Aunque muchos educadores no estén muy de acuerdo con esta afirmación, la sociedad evoluciona en la dirección de la tecnología, y su dependencia a ella es innegable. Un ejemplo de ello, son el aprendizaje profundo y el machine Learning; los cuales están siendo gestionados por la inteligencia artificial, en la que cada vez más es notoria su inserción en la sociedad del conocimiento, no solo en la educación sino en otras disciplinas científicas. Si a esta evolución se le suman los cambios continuos de las comunicaciones y las ciencias de la computación, que a un futuro no muy lejano será de tipo cuántico, el flujo de información converge rápidamente hacia los exabytes. Por consiguiente, las instituciones de educación superior deberán prever estos cambios, y encaminar sus esfuerzos a crear nuevas maneras de trasmitir el conocimiento usando como apoyo no solo las TIC, sino la tecnología en si disponible, la cual va hacer más inmersiva e interactiva de lo que es actualmente, donde el papel del maestro no se desvaloriza, por el contrario, asume un rol muy importante, pues es quien crea, diseña, desarrolla, gestiona y administra las herramientas digitales para la enseñanza, encaminado el aprendizaje del estudiante sobre las plataformas tecnológicas que dispone a la mano.

Referencias

Alanah M., Stacie P. & Harris A. (2017). Learning by doing: Twenty successful active learning exercises for information systems courses. Journal of Information Technology Education: Innovations in Practice. Vol. 16, pp, 21-46

Amorós L. (2016). Streaming en el Grado de Educación Social. Evaluación de una experiencia. Revista d’Innovació Docent Universitària. No. 8, pp. 32-43.

Buduma N. (2017). Fundamentals of Deep Learning. Designing Next-Generation Machine. Intelligence Algorithms. United States of America, O’Reilly Media, Inc.

Elias T. (2011). Learning Analytics: Definitions, Processes and Potential.  Recuperado el 17 de marzo de 2018, en: http://learninganalytics.net/LearningAnalyticsDefinitionsProcessesPotential.pdf

García M., Reyes J. & Godínez  G. (2017). Las TIC en la educación superior, innovaciones y retos. Revista Iberoamericana  de las ciencias sociales y humanísticas. Vol. 6, No. 12, pp. 1-18. 2017 DOI: 10.23913/ricsh.v6i12.135

Hernández J., Pennesi M., Sobrino D. & Vázquez A. (2012). Tendencias emergentes en educación con TIC. Barcelona, España, Ed. Espiral.

Jimenez J. & Soto D. (2013). El T-learning y la creación de sus contenidos. Eleventh LACCEI Latin American and Caribbean Conference for Engineering and Technology (LACCEI’2013). Innovation in Engineering, Technology and Education for Competitiveness and Prosperity, August 14 – 16, 2013 Cancun, Mexico.

Marcelo C. (2012). Del e-learning al p-learning. Personalizando la formación. Recuperado el 17 de marzo de 2018, en: http://blogcued.blogspot.com.co/2012/04/del-e-learning-al-p-learning.html

Marti J. (2012). El c-learning, usando el potencial de la nube para el aprendizaje. Recuperado el 17 de marzo de 2018, en: http://www.xarxatic.com/el-c-learning-usando-el-potencial-de-la-nube-para-el-aprendizaje/

Murillo A. (2017). La tecnología es fundamental para los estudiantes universitarios, según una encuesta. Recuperado el 18 de marzo de 2018, en: https://observatorio.itesm.mx/edu-news/2017/11/10/la-tecnologa-es-fundamental-para-los-estudiantes-universitarios-segn-una-encuesta?utm_source=Observatorio+de+Innovaci%C3%B3n+Educativa&utm_campaign=dcf673310e-EMAIL_CAMPAIGN_2017_02_24&utm_medium=email&utm_term=0_667d8bc4cf-dcf673310e-235837841

Nakano T., Garret P., Vásquez A. & Mija A. (2014). La integración de las TIC en la educación superior: reflexiones y aprendizajes a partir de la experiencia PUCP. En Blanco y Negro. Vol. 4,  No. 2, pp. 65 – 76.

Rodriguez D. (2012). Tendencias elearning: p-learning hacia la autoformación. Recuperado el 8 de enero de 2018, en: https://ojulearning.es/2012/05/tendencias-elearning-p-learning-hacia-la-autoformacion/

Salinas, J. (2013). Enseñanza Flexible y Aprendizaje Abierto, Fundamentos clave de los PLEs. En L. Castañeda y J. Adell (Eds.), Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el ecosistema educativo en red (pp. 53-70). Alcoy: Marfil.

Sclater N., Peasgood A. & Mullan J. (2016).Learning Analytics in Higher Education. A review of UK and international practice Full report. Recuperado el 12 de febrero de 2018, en: https://www.jisc.ac.uk/sites/default/files/learning-analytics-in-he-v2_0.pdf

Elabora: Embajador Digital en Colombia, Mtro. Jairo Eduardo Márquez Díaz

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register