ALFABETIZACIÓN DIGITAL REDEM

Share This Post

La Sociedad de las TIC

La Sociedad de las TIC

En este artículo expongo algunas reflexiones y experiencias relacionadas con mi trabajo y la inminente adaptación a lo que llamo “La Sociedad de las TICS”. Más allá de las resistencias que plantean los ciudadanos a este cambio de paradigma.

Ya es por nosotros conocido el hecho de que estamos atravesando un cambio de paradigma en educación, las Tecnologías de la Información y la Comunicación son un pilar fundamental para el desarrollo de ésta. Pero creo que es necesario reflexionar sobre cómo las TIC están impregnando todos los ámbitos de nuestra vida, más allá del educativo. Mi reflexión se basa en la rutina diaria en los diversos ámbitos en que nos movemos.

¿Qué quiero decir con esto? Realmente con mi experiencia he podido observar que mis hijos comenzaron a utilizar plataformas virtuales en su escuela primaria para complementar la experiencia presencial. Yo he avanzado en mis estudios del idioma Inglés, gracias a la existencia de cursos por video-conferencia en mi trabajo y a la utilización de aplicaciones utilísimas con mi teléfono celular. He llegado a inscribirme en una maestría en educación completamente a distancia, además de los muchos cursos a los que he logrado incorporarme por este medio.

Todas ellas, cosas que; en mi situación de mamá de tres niños que van a la escuela, hacen deportes y disfrutan de pasar tiempo conmigo más allá de las obligaciones. Trabajadora del Estado, docente y fanática de la limpieza de mi hogar, además de muchos amigos y una gran familia con quienes me gusta compartir desayunos, mates, almuerzos y cenas; no podría haber realizado si no existiera esta posibilidad de las TICS  para el desarrollo educativo y formativo.

Observando un poco más allá, debo decirles que las TICS me han simplificado cuestiones cotidianas también; como solicitar turno en el médico, me permitió inscribirse en la Junta de Clasificación Docente, las necesité para obtener mi Documento Nacional de Identidad y el pasaporte. Incluso para renovar mi carnet de conducir he necesitado recurrir a las TICS y en muchos casos no era una opción, sino un requisito indispensable.

También en mis momentos de Relax suelo continuamente recurrir a estas Tecnologías: para ver una serie, ejercitarme con “zumba”, leer un libro, para rezar el rosario de un modo dinámico cuando estoy sola, para comprar unas lindas zapatillas o buscar una simple y deliciosa receta para sorprender a mi familia (aclaro que esto último no es muy frecuente, pero mi reflexión me llevo a citar esos momentos también). En estos casos si hablamos de una elección por mi parte para recurrir a las TICS.

Hoy en día podemos utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación casi sin darnos cuenta de que lo hacemos, están presentes en las comunicaciones, el entretenimiento, el estudio, las gestiones de trámites varios, las compras, entre otros.

En cuanto a la utilización de las TICS por parte del Estado y de las gestiones que realizan los ciudadanos en relación a éste, considero que la mediación de las TICS,  no es algo sencillo de asumir aún. ¿No les parece?

Soy administrativa en el Instituto Nacional de Vitivinicultura en el área de Registro de Inscriptos y recientemente en la coordinación de actividades de capacitación en la Delegación San Juan.

En el área de Registro de Inscriptos me relaciono particularmente con productores vitivinícolas. En el período que comúnmente llamamos de “cosecha y elaboración”, el trabajo se incrementa, debiendo obtener y dar respuestas rápidas y efectivas a los imprevistos.

Desde el año 2015 se comenzó a caminar por la “senda de las TICS” en cuanto a la obtención de acreditaciones (llamadas obleas) para que los viñateros ingresen su uva en las bodegas intentando evitar alteraciones y fraudes en el adecuado desarrollo de esta actividad.

En 2016-2017 se adoptó una medida para que los viñateros no necesiten trasladarse hacia la Delegación del INV para obtener sus obleas, así desde su casa ellos pudieran obtenerlas ingresando los datos de su “tarjeta del viñatero” en la página web del INV[1]e incluso hacer un seguimiento de camiones con sus uvas y  Kilaje. Del mismo modo, tanto estas últimas como el INV, vieron simplificada su actividad al contar con sistemas de transmisión on-line de Declaraciones Juradas y de aprobaciones, entre otros.

En el área de capacitaciónse han realizado convenios con universidades e institutos que permiten a los trabajadores terminar sus estudios terciarios, realizar cursos de idiomas, etc. por medio de equipos de video-conferencias. Además el INAP[2], encargado de proporcionar y aprobar capacitaciones, tiene una plataforma propia.

Otro ejemplo de cómo las TICS se hacen parte de nuestro mundo: el Ministerio de Modernización de la Nación en Argentina comenzó a implementar un Sistema llamado “GDE”[3]que busca eliminar por completo el uso de papel.

Difícil de imaginar ¿no? Pues los expedientes y agregaciones son digitalizadas con este Sistema.

En el 2017 comenzó a implementarse en el INV y en otros organismos del Estado este Nuevo Sistema que cambia por completo el Paradigma en la AP[4]. Antes ya se había implementado este Sistema en la Ciudad de Buenos Aires. Obviamente su requiere ciclos de capacitación para aprender a utilizarlo, tanto para los empleados, como para los administrados.

Es necesario formar a la sociedadpara comprender que las TICS son parte de nuestra vida. Apropiárselas para movernos con comodidad, hoy es difícil decidir usarlas o no.

Coincidimos en que las TICS nos ayudan a simplificar, agilizar y ordenar el servicio que se brinda en las diversas empresas y organismos del Estado, sin embargo hay ciudadanos y empleados disconformes con su implementación o al menos,  con el modo de hacerlo. Es decir que más allá de los problemas que surgen de la aplicación de nuevos sistemas, el aprendizaje que esto implica a los usuarios y al Estado en general, existen grandes resistencias al cambio, negaciones a utilizar las TICS para el trabajo. Habría que pensar a qué se deben estas resistencias. ¿Escases de información?¿Falta de compromiso?¿Simple resistencia a la novedad?

He podido observar que, incluso ante la posibilidad de ascenso, o por el simple hecho de formarse en la utilización de algún idioma de modo gratuito, hay trabajadores que se resisten a inscribirse en los cursos o capacitaciones. ¿Será que no están interesados en ascender en su Carrera valiéndose de las posibilidades que les brinda su empleador? ¿Faltará estimulación? ¿O será que creen que el aprendizaje por medio de las TICS no es algo serio?.

Considero que hay muchos usuarios de las TICS, que no conocen el sentido de su utilización en este ámbito (el del Estado), muchos creen que se crearon para diversión o entretenimiento, otros consideran que las TICS se introdujeron para una pequeña porción de la sociedad. Y pocos, aunque cada vez más, entienden que realmente es un nuevo modo de vida.Aunque algunos ofrezcan resistencia, también son parte de la “sociedad de las TICS” ¿Terminarán adaptándose? Creo que no hay otra opción.

Es mucho lo que se está haciendo en esta materia, pero también hay mucho por hacer y mucho por aprender.

[1]www.inv.gov.ar

[2]INSTITUTO NACIONAL DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

[3]GESTIÓN DOCUMENTAL ELECTRÓNICA

[4]Administración Pública

Elabora: Embajadora Digital en Argentina, Lic. Celina B. Moreno

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register