Una alumna madrileña conectada a una plataforma escolar durante el confinamiento, en marzo de 2020.SANTI BURGOS / EL PAÍS

Una alumna madrileña conectada a una plataforma escolar durante el confinamiento, en marzo de 2020.SANTI BURGOS / EL PAÍS