Share This Post

Artículos / Pedagogía Digital

Programación informática para niños: invirtiendo en su futuro

Programación informática para niños: invirtiendo en su futuro

La Unión Europea lo tiene claro. Los niños que aprendan programación ahora serán los líderes profesionales del mañana. En palabras del comisario europeo de mercado interior, Thierry Breton: «Aprender el pensamiento computacional y probar la programación a una edad temprana no solo es emocionante, sino también esencial para preparar a las nuevas generaciones para el futuro: todos necesitamos habilidades digitales para estudiar, trabajar, comunicarnos o usar los servicios en línea de forma segura. Europa se enfrenta a una escasez de expertos digitales en gestión de datos, inteligencia artificial y otras tecnologías digitales avanzadas».

Por eso, los padres más informados ya no apuntan a sus hijos a clases extraescolares de inglés. Apuestan por los cursos de programación para niños porque saben que el lenguaje de los líderes de mañana se escribe en líneas de código.

Programación y niños: De consumidores a creadores
La programación es una herramienta esencial para que los niños comprendan y se adapten al mundo digital en el que ya están inmersos. Pero, en última instancia, será el factor diferencial que los convertirá en adultos de éxito.

Solo hay que observar a nuestro alrededor para percatarnos de ello: el mundo digital cada vez está más presente en nuestro día a día. Y todos los estudios prospectivos están avisando de que el futuro laboral estará marcado por el dominio de la tecnología. Sin embargo, existe un error común o falso mito. Pensar que nuestros hijos ya son «nativos digitales». Que por manejar con pasmosa facilidad pantallas y mandos, ya son expertos en tecnología. Error.

Porque la realidad es precisamente la contraria. Los niños actualmente son consumidores de tecnología. Zombis pasando horas muertas ante una pantalla que ofrece un ocio fácil, cómodo y vacío. La forma de revertir esta actitud es animarlos a pasar al otro lado de la pantalla. Ser los que entiendan y decidan qué hacer con la tecnología. Dejar de ser consumidores pasivos y transformarse en creadores digitales de ideas.

Aprender programación

Porque programar permite a los niños crear el mundo que quieren, dando forma a sus ideas. Despertar su mente y convertir proyectos en realidades. Porque si pueden imaginarlo, pueden programarlo.

Programación para niños: Qué es

La programación es un lenguaje utilizado de forma masiva e internacional para crear y gestionar máquinas. Consiste en saber qué decir a un programa informático para que haga lo que nosotros queremos de forma exacta y eficiente.

La programación se asemeja a una lengua natural, con la diferencia de que intenta ser lo menos ambigua posible. De hecho, existen multitud de lenguajes de programación, al igual que en el mundo existen diferentes idiomas. Cada uno está especializado en el desarrollo de softwares diferentes. Y, al igual que las lenguas humanas, los lenguajes informáticos evolucionan, nacen y mueren.

Enseñar, por tanto, programación a un niño, no difiere en esencia de aprender inglés. Si el idioma se introduce en su vida de forma natural desde pequeño, lo dominará sin darse cuenta. En ese sentido, existen diversos lenguajes de programación creados específicamente para el aprendizaje de los niños.

Lenguajes de programación para niños

Cuando se habla de programación, la imagen que se nos viene a la cabeza es la de complicadas líneas de código fuente en una pantalla.

jQuery(“.nineDot-menu_left .nineDot-menu_item”).each((e, element) => { let item = jQuery(element).find(“img”) let imageSrc = item.attr(“src”) if (!mainImg.includes(“%40dark”) && theme === gfgThemeList.DARK) { mainImg = `${extractImage}%40dark.svg`;

Y aunque en la mayoría de los casos es así, es posible aprender a programar sin teclear una sola letra. Lo primero que hay que entender es que la programación consiste en generar secuencias lógicas que permitan ejecutar órdenes con un propósito específico. En esencia: comprender procesos.

Por eso, la mayoría de las herramientas de iniciación en programación informática para niños utilizan lenguaje visual mediante objetos gráficos o bloques a modo de puzle donde solo hay que arrastrar y soltar en el orden correcto.

Esta programación por bloques con lenguaje visual permite aprender a programar incluso a niños que aún no saben leer. En este sentido existen ya diversos de lenguajes de programación diseñados especialmente para los más pequeños. Estos son algunos de los más atractivos y didácticos: Scratch, Google Blocky, Code Studio, Code Monkey, CodeSpark, Arduino, Tynker, Code.org, MakeCode, Microsoft y Alice.

Pero si tenemos que hablar del rey en la programación informática infantil, la corona tiene un claro dueño: Scratch.

Programación para niños con Scratch

Scratch es un lenguaje de programación visual creado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con el objetivo de que cualquier persona pueda aprender a programar desde cero de forma intuitiva. Su propósito no es formar desarrolladores profesionales, sino fomentar la creatividad y el pensamiento lógico a través de la tecnología.

Aunque aprender Scratch a cualquier edad es ciertamente apasionante, está pensando especialmente para conquistar a niños y niñas. Con Scratch los niños pueden crear juegos y añadir movimientos, sonidos o escenarios mediante un sistema de bloques de funcionalidades que se arrastran y combinan a modo puzzle.

Gracias a su interfaz sencilla y colorida los pequeños aprenden a secuenciar, resolver problemas y adquirir razonamiento matemático sin apenas darse cuenta. Y es que Scratch es tan divertido y fácil de usar que enamora a niños y adultos de todo el mundo. Pero no solo a ellos, ya que este proyecto independiente está financiado por empresas como Microsoft, Intel, Lego o Google.

Gracias a ello, actualmente Scratch es 100 % gratuito. Además, está disponible en español y es accesible vía navegador, por lo que permite programar desde ordenadores, tablets o smartphones.

Programación de videojuegos para niños
Cualquier adulto sabe que niños y videojuegos es una combinación ganadora. Pero ¿sabes que es posible que los niños programen videojuegos? Transformarás su forma de relacionarse con la consola, porque su objetivo ya no será pasar a la siguiente pantalla, sino crear mundos apasionantes en los que vivir sus propias aventuras.

Esta opción es perfecta para aquellos preadolescentes que pasan demasiadas horas al mando de su videoconsola. Ofrecerles la posibilidad de programar videojuegos captará su atención al momento y puede servir para convertir su hobby en una futura profesión de éxito.

Para iniciarse en el mundo de aprender a programar videojuegos, existen algunas opciones gratuitas de alta calidad. La primera sigue siendo Scratch, gracias a sus infinitas posibilidades. Con esta herramienta el niño puede crear (por ejemplo) un videojuego de naves espaciales siguiendo un tutorial paso a paso.

Otra opción altamente atractiva es Minecraft. El videojuego más vendido de todos los tiempos se ha aliado con code.org para crear diversos tutoriales de programación para estudiantes en edad escolar. El proyecto se llama Hora del Código y permite diseñar tu propio videojuego mientras adquieres valores pedagógicos como la diversidad, la inclusión y el trabajo en equipo.

Programación y robótica para niños

Construir un robot que pueda moverse mediante programación es un proyecto especialmente emocionante para un niño. Porque al integrar robótica en los proyectos digitales, la programación salta de la pantalla del ordenador al mundo real. De las dos dimensiones al 3D. Las ideas abstractas se materializan en objetos físicos.

Los niños sienten fascinación cuando tocan lo que han sido capaces de crear. En este sentido, Lego se percató hace años de que su juego de construcción de bloques debía ir un paso más allá para conquistar a los nuevos nativos digitales.

Y lanzó una línea de robótica educativa (Lego WeDo), gracias a la cual los niños pueden construir robots que se desplazan, piensan y hablan. La creación de esos robots combina una parte tradicional, de pura construcción mecánica, con la integración de sensores y software que dotan de vida a las construcciones. Todo ello integrado en una propuesta educativa bien documentada, flexible y con precios asequibles.

Juguetes de programación para niños

Y es que los juguetes de programación para niños están ganando un gran peso en la industria. Los principales fabricantes del mundo apuestan por los juguetes STEAM.

Los juguetes STEAM son aquellos diseñados para desarrollar las capacidades científicas de los pequeños. Las siglas corresponden a las abreviaturas de ciencia (Science), tecnología (Technology), arte (Arts) ingeniería (Engineering) y matemáticas (Maths).

¿Recuerdas aquellos juguetes científicos de tu infancia? Desde aquellas cajas de Quimicefa al mítico Alfanova. Los niños siempre han adorado los juegos de ciencia.

La razón es que estos juegos STEAM permiten a los niños descubrir cómo funciona el mundo, poniendo en práctica lo estudiado mediante el método “learning by doing”. Aprender haciendo, viendo los resultados muy rápido. La única diferencia con aquellos juegos científicos tradicionales y los actuales, es que ya no fabricamos muchas cosas a partir de papel, química o barro.

El mundo actual se moldea con código de programación.

Y eso es, precisamente, lo que aprenden los niños con los actuales juegos de programación. Existen juegos de mesa muy recomendables, como “Yo aprendo a programar”, “Let’s Go Code” o “Robot Turtles” con los que los más pequeños se introducen en el pensamiento computacional de forma divertida.

Juegos de programación para niños

Si se prefiere apostar por los juegos de programación online, actualmente hay cientos de opciones gratuitas para iniciarse en el aprendizaje del código. Y aunque sin duda existen métodos más seguros y controlados (como los cursos) para niños, los juegos online sobre programación suponen una opción lúdica digital interesante.

Eso sí, siempre debemos controlar el tiempo que el menor pasa frente a la pantalla y vigilar la dimensión didáctica del juego. En este sentido algunas de las recomendaciones de juegos de programación en línea son: CheckiO, Grasshopper, Phyton Challenge, Code Avengers, Cargo Bot, o la conocida Tynker, famosa por ser la favorita de muchos docentes en el ámbito educativo.

Aprender programación con niños en el aula

Tanto la UNESCO como la Unión Europea lo tienen claro: es esencial que los niños de hoy adquieran habilidades digitales como la programación. Y es que el 80 % de los puestos de trabajo del futuro serán digitales, pero aún no existen.

Hay que dejar de pensar en la programación como una habilidad de informáticos superdotados escondidos detrás de una pantalla. Hace mucho que dejó de ser territorio de geeks y hackers. Hoy día programar es la habilidad clave de cualquier emprendedor creativo. Permite llevar agua a África, conectar almas gemelas o crear hogares más cómodos.

La programación permite poner solución a cualquier problema. Da forma al futuro. Conscientes de ello, algunos colegios ya han empezado a incluir la asignatura de programación informática con rotundo éxito. No solo porque a los alumnos les encanta, sino porque se ha demostrado que es una herramienta idónea para el desarrollo intelectual de los pequeños.

Sin embargo, la enseñanza de programación en las aulas españolas avanza de forma lenta y desigual. Sus principales dificultades son la falta de un plan de estudios específico, carencias técnicas y la propia falta de formación docente.

Conscientes de esta realidad, la Unión Europea ha creado la Semana de la Programación para animar a escuelas y profesores a dar sus primeros pasos como creadores digitales.

En su sitio web ofrecen recursos formativos, herramientas, retos y oportunidades de intercambio a nivel europeo. Todo de forma online y gratuita, con el objetivo de acercar la programación y el alfabetismo digital de una forma divertida e interesante.

Escuelas de programación para niños
Llegados a este punto, dos ideas quedan claras. La primera es que la educación básica de cualquier niño en la era digital debe incluir la programación y sus habilidades transversales asociadas como el pensamiento computacional, la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la analítica.

La segunda, que el sistema educativo aún no está preparado para enseñar programación infantil con garantías. Así que la solución está surgiendo en forma de centros educativos especializados en programación informática para niños.

Allí donde antes se inauguraban academias de inglés, ahora empiezan a surgir escuelas tecnológicas. Una de las pioneras en cursos de programación para niños en Madrid es Spacetechies. En su primera escuela, situada en pleno barrio de Salamanca, se respira creatividad y tecnología nada más entrar por la puerta.

Cursos de programación para niños

El fundador de Spatechies, Antonio Serrano Acitores, nos comenta: «Nuestra escuela no pretende convertir a niños en programadores, para ello ya tendrán tiempo en un futuro, si así lo deciden. Nuestro objetivo es utilizar el enorme potencial de la tecnología para desarrollar un tipo de mentalidad, una serie de capacidades lógicas y de resolución de problemas. Aprovechar la curiosidad natural de los niños, otorgándoles las herramientas digitales necesarias para que hagan realidad sus ideas».

También recalca la importancia de que el niño aprenda programación en un entorno social y controlado. El niño se motiva al adentrarse en la programación desde el aprendizaje social de una escuela, con juegos y en proyectos que fomentan la colaboración y el trabajo en equipo.

Por su parte, los padres cuentan con la tranquilidad de contar con un experto docente al mando del curso, que garantiza la consecución de objetivos y un enfoque 100 % didáctico.

Clases de programación para niños

Existen más diversas opciones de clases de programación para niños y niñas: diseño de videojuegos, creación con Scratch, diseño 3D o hasta robótica.

Lo ideal es que el niño se aproxime a este universo de forma holística y gradual. Durante los primeros años, lo importante es desarrollar sus capacidades básicas lógicas, como el pensamiento computacional. A partir de los 12 años, los adolescentes ya van teniendo claro en qué área quieren enfocarse. Desde la ilustración digital a la programación web o incluso talleres para poner en marcha su propia startup.

Los estudiantes alcanzan la edad universitaria con unas capacidades que les sitúan a la vanguardia de sus compañeros, catapultando sus posibilidades de desarrollo profesional.

Programación para niños de 4 a 5 años

A partir de los 4 o 5 años los niños pueden comenzar a desarrollar su pensamiento computacional de forma 100 % lúdica. Mediante juegos de tarjetas, sin necesidad de pantallas, los niños aprenden cálculo, lógica y secuenciación.

Por ejemplo, calculando cuántos pasos en cada dirección debe realizar un robot para atravesar un laberinto. Combinando la versión Junior de Scratch con placas Arduino, para después ir introduciendo tablets y otras herramientas digitales. En estos cursos para niños de edades tempranas, aprenden: Destrezas oculomanuales, pensamiento crítico, razonamientos lógicos, creatividad e iniciación en lectoescritura.

Programación para niños de 10 años

En este tramo de edad, los cursos de programación para niños permiten multitud de actividades apasionantes. El objetivo es potenciar sus competencias digitales, fomentar la curiosidad y su pasión por inventar.

Mediante una metodología learning by doing, los niños se inician en la robótica, el modelado 3D o la animación Stop Motion. En las aulas de Spacetechies se ven combates de robots, coches integrados en circuitos inteligentes o guitarras de cartón convertidas en instrumentos eléctricos gracias a una placa base.

Con estas clases de programación informática los niños a partir de 10 años aprenden: Lógica Computacional, electrónica, mecánica, diseño y creación artística e inteligencia espacial.

Programación para niños de 12 años

Con la preadolescencia llega el momento de empezar a programar de verdad. Aprendiendo código desde cero, el niño acaba dominando Pyhthon, Javascript y hasta la creación de sus propios algoritmos. Gracias a ello, los alumnos pueden desarrollar su propia página web o videojuego.

Elena Gago, directora académica de Spacetechies, resalta que «en nuestro curso de programación los alumnos llegan a entender qué hay detrás de los videojuegos a los que juegan con sus amigos, el funcionamiento y cómo se construyen, como el del mítico videojuego de Mario Bros. A los padres les encanta cómo la relación de sus hijos con la tecnología les impulsa en el resto de los ámbitos escolares. Activan su cerebro más allá de lo esperado».

En este último nivel formativo, los niños a partir de 12 años aprenden: Lenguaje de programación, estructura de datos, creación web, proyectos colaborativos, estrategia de aprendizaje autónomo y pensamiento matemático de alto nivel. Conclusión: Programación informática para niños

La programación informática para niños es ya una alternativa a la educación extraescolar tradicional. En un mundo digital, los niños del presente son nativos digitales cuyo futuro profesional se desarrollará a través de pantallas. Por eso, es necesaria una educación responsable en este sentido. Ya que su futuro estará marcado por la tecnología, deben aprender a usarla a su favor, con mirada crítica y creativa.

El objetivo es que los niños dejen de ser consumidores tecnológicos para ser creadores tecnológicos. Enseñarles a utilizar los increíbles recursos digitales actuales para programar su futuro y cambiar el mundo.

Fuente: abc.es

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>