Share This Post

Alfabetización Digital / Artículos / Educación superior / Transformación Digital

TIC–TAC–TEP–TRIC: Las ventajas de elaborar un blog con estudiantes de educación

TIC–TAC–TEP–TRIC: Las ventajas de elaborar un blog con estudiantes de educación

Los blogs constituyen, junto a las wikis y las redes sociales, recursos fundacionales de la ya no tan nueva web 2.0; sin embargo, su estilo comunicativo y su personalidad (construcción conjunta del conocimiento, colaboración, intercambio ágil de información…) siguen siendo actuales. Por eso, en nuestro afán por poner en marcha nuevos escenarios pedagógicos en la formación académica de futuros docentes, hemos activado el blog educativo colaborativo con los estudiantes.

Se trata de adaptar un recurso tecnológico (o TIC, de Tecnologías de la Información y la Comunicación) a la educación y al conocimiento (o TAC, Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) con la práctica concreta con las bitácoras de naturaleza educativa, conocidas como Edublog. Hemos trasladado un modus vivendi, propiciado por las TIC, a un modus docendi. ¿Cómo? Aplicando, con regularidad y sistematicidad, nuestra docencia con la puesta en marcha de un edublog específico.

Nos hemos decantado por la plataforma Blogger, gratuita y de fácil manejo, y por bitácoras destinadas unas al fomento de la lectura y la escritura y otras a apoyar asignaturas relacionadas con la formación del profesorado.

Escribir en el aula

El denominador común de su uso es el diseño de una práctica educativa que destina unas horas semanales al trabajo in situ con el edublog. Acompañamos a los estudiantes en el aula, observamos su desempeño (observación participante) y analizamos posteriormente sus aportaciones (análisis documental).

La estructura estándar de un blog destina una columna principal a las entradas o posts; en ellas se habilitan los “comentarios”, sin duda donde más se concentra la interacción de los usuarios.

En el lateral se pueden alojar elementos adicionales y construir así todo un banco de recursos (tutoriales, tráilers, fotografías, bibliografía, mapa de etiquetas…).

Contenido y actividades

Para alimentar bitácoras con sentido educativo sugerimos cuatro criterios: relevancia (fuerte significación dentro de la disciplina), pertinencia (contenidos que inviten a la toma de conciencia y “posicionamiento” del estudiante), heterogeneidad (múltiples formatos textuales y audiovisuales) y contextualización (en el sentido de contemporaneidad).

Igualmente plural ha de ser lo que se invite a hacer en cada momento.

Las actividades mirarán a lo epistemológico o conceptual (definir, deducir, ampliar y cotejar información…), a lo nocio–funcional (jerarquizar información en un esquema, diseñar un glosario, diagnosticar mediante una matriz DAFO, elaborar un decálogo…) o a lo sociocultural y literario (refrendar/rebatir un axioma, producir un minirrelato, expandir un texto, poner música a una imagen…).

 

Dimensiones pedagógicas favorecidas por el empleo del edublog. Author provided.

Oportunidades pedagógicas

El edublog enriquece y ayuda a cohesionar el aula: al reunir las intervenciones de cada uno de los estudiantes logra que todos sean importantes (enfoque personalista) pues el conocimiento se construye en equipo: las TAC devienen así en TEP (Tecnologías del Empoderamiento y la Participación).

Por eso decimos que consolida un ambiente de trabajo amable, seguro y de confianza. El participante o consumidor del edublog se convierte también en productor o, lo que es lo mismo, en prosumidor. Se promueve con ello un nuevo estilo, un modus participandi a través de escenarios dialógicos vivos, dinámicos, críticos y flexibles.

¿Cómo es ello posible? Acompañando a los estudiantes una vez a la semana y observando in situ su desempeño con la bitácora. Si el estudiante decide además trabajar con el edublog fuera del aula (completar tarea, consultar), nos estamos acercando a un marco docente combinado o mixto.

Aprender haciendo

Esta metodología participa del principio de la practicidad de la enseñanza y del aprender haciendo. Favorece el compartir afinidades y el intercambiar posturas en un entorno educativo significativo y democrático, que se nutre del barniz mágico de lo “público” y de lo escrito “para los demás”.

El desempeño en el edublog no está lejos de emular el modo en que los estudiantes se mueven en las redes sociales (la interacción en los foros, el facilitar a los demás enlaces de ayuda, las recomendaciones, el abrir un tema para someterlo a discusión, el promover una campaña…).

¿Estamos ante un nuevo estilo o modus relacionandi (de las TIC a las TRIC o las Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación)?

Renovar el paisaje en el aula

Nuestra experiencia con el edublog nos ha mostrado cómo contribuye a renovar el paisaje discursivo del aula, recordando su contribución a la educación centrada en el sujeto que aprende.

Incorporarlo a las titulaciones universitarias que forman profesorado redunda en un ejercicio metacognitivo en torno a la propia praxis docente.

Si finalmente miramos al profesorado que lo gestiona y lidera, observamos que el edublog contribuye a diagnosticar y a mejorar la propia competencia digital del docente.

Creemos que todo son ventajas: interactividad, motivación, enfoques activos, organización grupal dinámica, cooperación… en definitiva, la consolidación de la secuencia TIC–TAC–TEP–TRIC.

Fuente: Prof. Juana-Rosa Suarez Robaina/ Prof. Miguel Sánchez García/ theconversation.com

Share This Post

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>